Recicla Tus Muebles

Cabecero con pintura “desgastada”

Este precioso cabecero reciclado está inspirado claramente en las maderas de los barcos pesqueros, con capas y capas de pintura de color que van apareciendo a medida que el mar y los años desgastan la superficie. Aunque os parezca que las tablas pintadas son auténticamente viejas, ¡no es así! Hay una técnica muy sencilla para lograr este efecto tan singular. En Recicla tus Muebles os la desvelamos para que podáis haceros un cabecero así de chulo, o aplicarla a cualquiera de vuestros muebles reciclados.

Madera reciclada

cabecero-con-pintura-desgastada

En primer lugar, para que el proyecto nos salga baratito y se ajuste a nuestra filosofía del reciclaje, podemos buscar viejos palets y desmontarlos para aprovechar las tablas. Hay que retirar los clavos oxidados, que más tarde podremos cortar y volver a utilizar si queremos decorar con ellos nuestro cabecero. Utilizaremos las tablas más rectas y en mejor estado; da igual que esté viejas, porque lo bonito de este proyecto es precisamente su aspecto deteriorado. O distressed, que dirían los ingleses…

Técnica a base de capas

cabecero-con-pintura-desgastada

Para decorar las tablas y que queden como auténticas “maderas de barco” necesitamos pinturas acrílicas en colores vivos, platos de plástico y un tacos de madera planos, como los de la foto de la izquierda. Sobre las tablas de palet, previamente lijadas (podéis consultar el post sobre lijar muebles para saber cómo hacerlo bien), presionaremos los tacos que antes habremos manchado con pintura. Primero hay que aplicar un color, dejar secar y a continuación presionar otro taco, impregnado de un tono que contraste. En la foto de la derecha podéis ver el resultado: utilizad esta imagen para inspiraros.

Cómo ensamblar las tablas

cabecero-con-pintura-desgastada

El montaje final es sencillo. Primero colocaremos las tablas de forma escalonada, con la cara pintada hacia abajo y formando hileras horizontales y verticales. Luego hay que unirlas mediante listones de madera encolados y puntas sin cabeza. Después serramos los laterales para igualarlos y fijamos el conjunto a dos maderas verticales, que habremos decorado de la misma manera. El cabecero se cuelga en la pared con tacos de expansión, escarpias fuertes y hembrillas. ¡Misión cumplida!

Idea, fotos y realización: Ana White.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el febrero 5, 2015 a las 9:27 am. Se guardó como Reciclaje, Técnicas, Tutoriales y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: