Recicla Tus Muebles

Sillas decapadas en blanco

sillas-decapadas-en-blanco

Pintar muebles sigue siendo una de las formas preferidas por todos a la hora de reciclarlos y renovarlos. Más aún con los nuevos productos y pinturas, que hacen las cosas mucho más fáciles para los amantes de la decoración. Las sillas son muebles muy adecuados para ser reciclados con pintura, sobre todo por un motivo: puedes hacer un precioso conjunto de comedor o para cualquier habitación pintando varias sillas diferentes con un mismo acabado. Y por su popularidad y su belleza, hemos escogido todo un clásico: el blanco decapado o “distressed white”, que dirían los ingleses. Atención a la técnica.

¿Lija? No, gracias

sillas-decapadas-en-blanco

Antes, para pintar cualquier mueble era necesario lijar la madera. Hoy día eso queda en el pasado: las pinturas actuales agarran de maravilla y resisten muchísimo. Lo que sí os aconsejamos es que escojáis sillas de maderas más bien oscuras, para que luego se vean cuando lijemos el acabado.

Con Chalk Paint

sillas-decapadas-en-blanco

Por supuesto, nuestra pintura preferida para este tipo de acabados antiguos es la sin par Chalk Paint. Para aplicarla sobre las sillas, basta con emplear una brocha gruesa de cerdas duras, pintando en todas las direcciones (la marca tiene brochas específicas para su pintura). Un consejo: si vuestra silla es de madera clara, primero podéis aplicar una mano de pintura oscura (color “Casi negro”, por ejemplo) y dejarla secar. Después aplicaremos el color blanco sobre la silla, pintada o no, dejando algunas zonas sin cubrir y procurando que la pintura quede bien repartida.

Otras opciones

sillas-decapadas-en-blanco

La Chalk Paint es estupenda, pero el mundo del reciclaje de muebles no termina en ella. Cualquier pintura al agua (acrílica o plástica) blanca os servirá también para vuestro acabado. Cuando la pintura esté seca, con una lija del nº 400 procederemos a lijar esquinas, molduras y zonas concretas, de forma que el acabado parezca haberse desgastado con el paso del tiempo.

Acabado perfecto

sillas-decapadas-en-blanco

La cera y la pátina son el toque final para nuestras sillas. Los acabados con Chalk Paint requieren dos pasos: primero cerraremos el poro de la pintura con la cera blanca, aplicándola con brocha redonda y dura y retirando el exceso con un trapo, para después sacarle brillo. Si habéis empleado otra pintura al agua o ya habéis cerrado el poro de la Chalk Paint, podéis aplicar directamente la pátina. Como os comentábamos en nuestro post sobre cómo envejecer muebles, este producto se prepara con cera y betún de Judea; la gama Chalk Paint tiene su propia cera oscura. Se extiende por las sillas con una brocha, retirando el exceso con un trapo y dejando que el color oscuro penetre en los recovecos.

Al día siguiente podremos sacar brillo a nuestras sillas con un cepillo para zapatos metido en una media. ¡Un resultado impresionante!

Fotos: Doodle Bug Online, Painted-Furniture, Gallery Hip.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el noviembre 13, 2014 a las 8:43 am. Se guardó como Materiales, Pintura y etiquetado como , , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “Sillas decapadas en blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: