Recicla Tus Muebles

Mueble de TV con puertas de cristal

mesa-de-tv-con-puertas-de-cristal

Uno de los muebles que más polvo acumula es sin duda la mesa o el aparador donde se coloca la televisión, especialmente si no tiene puertas (lo más habitual). La solución parece sencilla: colocar unas puertas para evitar que los periféricos se ensucien. Pero para ello es necesario que el mueble sea de madera o derivados (para poder atornillar las bisagras), que las puertas tengan la medida necesaria… En este fantástico tutorial os enseñamos cómo lograrlo de la forma más fácil, paso a paso, y conseguir un mueble tan chulo como el de la foto. ¡Manos a la obra!

Escoger el mueble

mesa-de-tv-con-puertas-de-cristal

En primer lugar, escogeremos el mueble perfecto para nuestra televisión. Ha de ser algo más grande que la pantalla, para que no dé la sensación de que la tele es demasiado aparatosa. El de este tutorial es una sencilla y resistente estantería de estilo industrial. Si no encontráis algo parecido (la serie Lack de Ikea tiene muebles de este estilo), podéis hacerlo vosotros mismos con madera alistonada maciza o tablero de DM de 18 mm de espesor. Las uniones se hacen con cola blanca y espigas, o con tornillos a los cuales se les hunde la cabeza para ocultarla con masilla. Pintadlo con esmalte acrílico y colocadle unas ruedas para un efecto 100% industrial.

Puertas a la medida

mesa-de-tv-con-puertas-de-cristal

Vamos con las puertas. Cuando queremos colocarle puertas a un mueble, esta parte suele ser la más difícil de realizar: las puertas son elementos complejos, y más aún si llevan paneles de cristal, celosía, contrachapado, etc. Por eso, lo mejor es encargarlas a la medida a una empresa especializada y luego darles el acabado que más nos guste; por ejemplo, carpinterías como Orias Kit o Basora (y muchas otras que podréis encontrar en Internet). Es recomendable encargar las puertas sin barnizar para darles el acabado que más nos guste.

El barniz y los herrajes

mesa-de-tv-con-puertas-de-cristal

El siguiente paso consiste en aplicar el barniz; si no queréis un acabado muy brillante, lo mejor es optar por un lasur o barniz de poro abierto. El color nogal queda muy bien combinado con grises o azules, como veis en las fotos. Por último, a estas puertas (encargadas a la firma inglesa Cabinet Now) se les colocaron los cristales con silicona y se unieron al mueble con bisagras francesas, que no necesitan rebaje en la madera. Unos cierres cromados vistos terminaron de crear el fantástico efecto industrial del diseño.

Fuente: Blue Roof Cabin.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el octubre 27, 2014 a las 8:57 am. Se guardó como Reciclaje, Tutoriales y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: